Los retos de la nueva educación

Por: Dr. José Antonio Esquivias Romero,Presidente Comisión Nacional de Educación de Coparmex y Rector de la Universidad Panamericana Campus Guadalajara

Explorar diferentes modelos educativos para resolver los retos actuales

Vivimos una época movida por avalanchas de información en muchas ocasiones inútil y en algunos casos hasta tendenciosa y manipuladora, así como una gran dispersión humana.

Lo anterior, sumado a la necesidad que tenemos de usar los medios a distancia para educar, situación que se ha convertido en un reto mayor, por lo que vale la pena explorar modelos de educación que nos ayuden a abordar las nuevas condiciones.

En este sentido quiero hacer mención del modelo de educación liberal que propone John Henry Newman, educador inglés del siglo XIX en la universidad de Oxford, consistente en hacer énfasis en la necesidad de considerar la existencia de conocimientos de rango superior en los que vale la pena aplicarse, pues lleva a las personas a ser mejores y disfrutar del mundo que les rodea, haciendo más libre y plena su vida.

Por otra parte, se debe cultivar esa libertad de abordar las situaciones de una manera tal, que la persona desarrolle lo que Dorothy Sayers denomina “El Arte de Aprender”.

Educación Liberal

Se define en términos de crecimiento intelectual que ayuda al hombre a ser libre y que se traduce a un despegado independiente, rebeldía intelectual que no necesariamente circula entre los terrenos del relativismo y/o del subjetivismo.

Para Newman, una persona formada en la educación liberal está preparada para ejercer cualquier tipo de trabajo, pues ha aprendido a pensar. No solo razona lógicamente, sino que se vale de toda potencia intelectual, sentido común, intuición, imaginación y hasta fantasía, que le permiten actuar no desde un sentido frío racionalista o de receta muerta, sino con las potencias de un ser libre pensante e insertado en la dinámica social que le corresponde vivir y en su caso resolver.

Este modelo evita caer en el utilitarismo funcional en el que ocasionalmente caemos, es decir, en ese pensar solamente en la utilidad de un conocimiento. Debemos formar para que, desde la disciplina aprendida, podamos migrar a cualquier otro tipo de conocimiento y que el intelecto nos lleve a desempeñar de mejor manera una labor en favor de los demás independientemente de la profesión que en teoría se ejerza.

Modelo Universitario

En la universidad se deben incluir primero las virtudes intelectuales buscando llevar a la persona hasta la excelencia en ese ámbito y, secundariamente y sin contradicción se buscará el crecimiento de cualidades y virtudes morales como la magnanimidad, la cortesía, la humildad, la formación de la conciencia y una intensa vida espiritual.

Newman disiente del concepto de modelo universitario postmoderno, ya que considera que no hay armonía ni unidad en el conjunto de ciencias y disciplinas que se presentan en la academia, pues separa las humanidades y las ciencias experimentales y su lugar es estar unidas formando parte del concepto de la naturaleza humana que incluye hasta la Teología.

Podemos señalar que, en la vida del universitario, el principal valor de los conocimientos adquiridos es la capacidad que se tiene para razonar, la forma en la que se va preparando la mente, para analizar filosóficamente ese conocimiento alojado en él, pero para llegar a ese punto, el docente debe ayudar al educando a razonar de forma peculiar, con orden, con matices, rigor y suma precisión que le permita ser dueño de sus ideas, de buscar la verdad y comprometerse con ella. #OpiniónCoparmex

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube