La Inteligencia Artificial pronto podría tener cuerpo

1

El lenguaje humano obstaculiza el trabajo de los asistentes de voz

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (también conocido como el MIT) buscarán dotar a los asistentes de voz, que trabajan con Inteligencia Artificial (IA), de ojos y cuerpo para que funcionen de mejor manera.

En la actualidad, los asistentes de voz en el mercado no pueden identificar algunas órdenes simples. Las limitantes que originan este desperfecto se deben, esencialmente, en la complejidad del lenguaje humano.

Los humanos, entre otros elementos más allá de la lengua, hacen referencia a los objetos en su entorno, algo que los asistentes basados en IA no suelen entender, a falta de referencias previas.

De acuerdo con la página electrónica del MIT, a pesar de que los asistentes de voz deben registrar de manera constante lo que se dice a su alrededor, no suele ser el mejor camino.

Los investigadores trabajan en equipar a los asistentes con sensores que funcionen de manera similar al sentido de la vista, con la esperanza de que la IA tenga una mayor capacidad.

Los asistentes con más capacidades deberán registrar mayor actividad, por lo que es importante considerar los riesgos de seguridad para los usuarios y la privacidad de los mismos.

De esta forma, los científicos consideran que la complejidad comunicativa de los seres humanos hará que el desarrollo de los asistentes avance hacia su corporalidad.