Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

La batalla política que viene

Por: El Consejero 11 junio 2024
Compartir
La batalla política que viene

Mucho se ha especulado respecto a los alcances que pueda tener el todavía presidente Andrés Manuel López Obrador durante la ventana legislativa de un mes […]

Mucho se ha especulado respecto a los alcances que pueda tener el todavía presidente Andrés Manuel López Obrador durante la ventana legislativa de un mes para pasar las reformas con una bancada suficiente para no oponer resistencia.

En el papel suena muy fácil y muy rápido; sin embargo, los leales legisladores morenistas y sus aliados tendrán que hacerse una pregunta en relación a quién deben esa lealtad, si es a un presidente que está saliendo, o si es a la primera presidenta mujer de México, quien gobernará durante los próximos seis años.

López Obrador estará dejando lo que pueda para perpetuar su legado, pero si no piensa en las consecuencias inmediatas estaría dilapidando su recuerdo, pues tanto las finanzas, como el grado de inversión no perdonarían y significarían una loza para Sheinbaum.

Este video te puede interesar

La tramitación de las reformas estaría entonces también ligada a quién o quiénes estarían al frente de las principales carteras de la administración pública, del gabinete pues.

De ahí surge la primera gran incógnita, la Secretaría de Gobernación, pues no parece suficiente el resultado de las elecciones como para colocar a Mario Delgado, que tampoco tiene una buena relación con la presidenta virtual. Otro caso es el de Martí Batres, quien la acompañó durante su gobierno, siendo una imposición de AMLO.

En ninguno de los dos casos se prevé una algarabía por parte de los mercados, pues no significaría más que el mismo gobierno intervenido por el expresidente.  Es por ello que el nombre de Juan Ramón de la Fuente suena con más lógica, pues prácticamente despejaría dudas y quitaría carga ideológica al gobierno de Sheinbaum.

Se avecina una batalla entre los morenistas, entorno a quién se va a imponer y, en su momento, volver a aglutinar al partido en uno con vista a futuro y no anclado en el pasado.

Opslink: La nueva opción en materia legal

Llega a México Opslink, la llave maestra para equipos legales, tanto del sector público como del privado, quienes buscan eficientar sus procesos a través de la innovación y las nuevas tecnologías.

Con el uso de Inteligencia Artificial Opslink ofrece soluciones integrales que permiten a las organizaciones recopilar y dar sentido a informaciones fragmentadas provenientes de distintas fuentes potenciando su utilidad; AsImismo facilita y simplifica la automatización de complicados procesos legales a través de algoritmos desarrollados con la más alta tecnología, agregando valor en una de las áreas clave dentro de una firma.

Opslink se presenta como el socio estratégico que requieren las empresas para encarar los retos cada vez más significativos a los que se enfrentan sus departamentos legales transformando de manera contundente la manera en que estos gestionan sus operaciones desde el diagnóstico claro y el diseño de una estrategia a medida, hasta la adquisición e implementación de tecnología legal, todo con un profundo conocimiento del ecosistema de negocios que ayuda a obtener los mejores resultados, con mínimos riesgos, en el menor tiempo posible.

Son tiempos de cambio y la economía digital exige soluciones acordes a esta nueva realidad. En el ámbito de lo legal, Opslink se erige como la fórmula que integra técnicas y modelos de gestión con las mejores prácticas a nivel internacional y que, sin duda, terminara por ser fundamental para las empresas de nuestro país.

 Opslink es un proyecto que surge de tres empresas líderes en el mercado de transformación digital y operaciones legales con presencia internacional, hablamos de Legal Hub, Alster y Lawit Group.

¿Calificación de deuda en riesgo?

La calificación de riesgo se basa en la capacidad e intención de pago oportuno de las deudas de una empresa o un gobierno. La política no juega, salvo que afecte el pago oportuno. Actualmente, México tiene una calificación de BBB, de acuerdo a las calificadoras Standard & Poor’s y Moody’s, mientras que Fitch lo tiene en BBB-. Una vez perdido, recuperar un grado de inversión puede tardar 10 o 20 años para un país.

Actualmente, México está en riesgo de bajar su calificación debido a tres factores: un déficit de 6%; deuda total equivalente a más del 50% del PIB y que el costo de financiamiento excede el 15% de los ingresos propios, de acuerdo a lo expuesto por Víctor Manuel Herrera Espinosa, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos IMEF 2024, en el “Diálogo con ingenieros” que realiza cada lunes el Colegio de Ingenieros Civiles de México, que preside Mauricio Jessurun Solomou.

Herrera Espinosa, quien preside el Comité Nacional de Estudios Económicos IMEF 2024, explicó que un déficit de hasta 3% del PIB en un año, es manejable por norma internacional. En México, hubo años con déficit de menos de 1 por ciento. Sin embargo, el 2020 se alcanzó un déficit real de 4% y en 2024 ya llega al 6%, por lo que hay riesgo de que baje la calificación crediticia. El gobierno tendría que recortar el equivalente a alrededor de 60 mil millones de dólares para regresar el déficit de 6 a 3 por ciento, por lo que ya se está entrando en riesgos de bajar la calificación, lo cual se quiere evitar.

Por otra parte, a marzo de este año, el saldo de la deuda se ubicó en 953 mil millones de dólares, más de 400 mil mdd respecto a 2019. La deuda total se encuentra en alrededor del 50% del PIB, en caso de llegar a 60%, baja la calificación. Otro factor identificado por Herrera Espinosa es que el costo de financiamiento no debe exceder el 15% de los ingresos propios para mantener un nivel aceptable y baja la perspectiva, y México ya se encuentra en arriba o muy cerca de romperse el límite del 15%.

Ante el debilitamiento del perfil crediticio de la deuda soberana, el consultor sugirió que es necesario refinanciar vencimiento de deuda, al igual que contratar coberturas, ambas al mayor plazo posible; revisar si tenemos cláusulas de aceleración en nuestros contratos en caso de baja en la calificación y tratar de modificarlos. Hay que atender estos elementos para que, en caso de perder el grado de inversión, no nos aceleren los bonos.

Herrera Espinosa comentó que el resultado electoral probablemente tomó por sorpresa a todos y detonó una dinámica que quizá no se había previsto originalmente, que era que se lograra la mayoría calificada. Sin embargo, prevalece una visión que quiere un entorno lo más estable posible, para implementar una agenda de gobierno con condiciones de financiamiento y atracción de inversión atractiva para todos.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Claudia Contreras, una mujer tenaz y con liderazgo

Descarga gratis

Notas relacionadas