Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Martí Batres, a la espera

Por: El Consejero 11 julio 2024
Compartir
Martí Batres, a la espera

Este jueves se anuncian los nombres de quienes encabezarán las secretarías de Cultura, Turismo y del Trabajo. Ni en los tres anuncios previos, ni en […]

Este jueves se anuncian los nombres de quienes encabezarán las secretarías de Cultura, Turismo y del Trabajo. Ni en los tres anuncios previos, ni en el de esta semana, se ha mencionado siquiera la posibilidad de que Martí Batres se integre al gabinete.

Salvo por sus intervenciones durante la campaña electoral, Batres ha hecho un papel decoroso como jefe de Gobierno interino: prácticamente cada día anuncia acciones en materia social, transporte, entrega de obras, vivienda. Sin embargo, sorpresa sería si el jefe de Gobierno interino se aparece en el Museo Interactivo de Economía: no es del equipo, ni es de la confianza de Claudia Sheinbaum.

Enviado por López Obrador, Batres llegó a la Secretaría de Gobierno a relevar a José Alfonso Suárez del Real, luego del desastroso resultado electoral de las elecciones intermedias de 2021, en lo que se veía como un riesgo real de perder la capital del país en 2024. Sheinbaum no tenía en su equipo a nadie con la pericia política para operar en elecciones, además de que Ricardo Monreal jugó en contra.

Este video te puede interesar

Estuvo luego el relevo hace un año de la Jefatura de Gobierno. Sheinbaum quería dejar a Luz Elena González, secretaria de Finanzas y de toda su confianza, pero vino la indicación de dejar a Batres. Fue cuando la jefa de Gobierno anunció que dejaba una especie de triunvirato para atender la gobernabilidad, finanzas y seguridad: Martí Batres, Luz Elena González y Omar García.  La última fue pocos meses después, cuando Omar García Harfuch dejó la Secretaría de Seguridad Ciudadana de CDMX para buscar la candidatura a jefe de Gobierno por Morena, y el interino apoyó abiertamente a Clara Brugada.

A pesar de ello, quedar fuera del gobierno federal o quedarse en el capitalino sería un maltrato innecesario y hasta riesgoso. No se descarta que Martí Batres pueda entrar como subsecretario en Gobernación, o en algún área del gabinete ampliado, como Issste e Infonavit, esperando movimientos en mediano plazo, pero no en la primera línea por el momento.

Como cada sexenio renace la vieja idea de la lucha contra la corrupción

Siguiendo los pasos de quien será su predecesor, la presidenta electa, Claudia Sheinbaum, pretende establecer una lucha frontal contra la corrupción, pero a lo que se ve en el papel, de una manera más sofisticada. Ya en su campaña la doctora había adelantado su intención de crear una Agencia Federal Anticorrupción con el mandato de investigar, perseguir y sancionar a funcionarios y contratistas que con su mal proceder defraudan no sólo al gobierno sino atentan contra el patrimonio de los mexicanos.

La próxima secretaria de la Función Pública, Raquel Buenrostro, es la encargada de analizar su viabilidad, lo que llanamente significa que el o la responsable de dicha área quedará bajo su tutela, reforzando los argumentos de Andrés Manuel López Obrador, quien siempre se opuso que los temas de transparencia, corrupción e impunidad quedarán bajo la lupa de órganos autónomos, de esta manera estaríamos regresando al modelo en que el Ejecutivo se vigilaba así mismo; el lobo cuidando a las ovejas.

La idea central de Sheinbaum es fundar un cuerpo de elementos capacitados con todos los desarrollos tecnológicos que cuenten con las habilidades para identificar y fincar responsabilidades administrativas graves a funcionarios y particulares que estén involucrados en actos de corrupción e incluso presentar los casos frente al Tribunal Federal de Justicia Administrativa, lo que no deja muy en claro que papel terminaría desempeñando la Fiscalía General de la República.

La corrupción es un tema que tiene un severo impacto en una población que ha tenido que convivir con este flagelo que sienta sus reales en la impunidad. Muchos son los que se han enriquecido a costa del dinero de todos con un sistema bien organizado en donde los “moches”, las “empresas fantasma” y las licitaciones a modo, son ya una forma de vida en donde participan una larga cadena de funcionarios y operadores a todos niveles que difícilmente llegan a los tribunales. Como muestra ahí esta la “estafa maestra” durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y el mega fraude de Segalmex que dejó perdidas que podrían alcanzar los 15 mil millones de pesos y si bien hay detenidos, después de cuatro años, ninguno ha sido condenado.

La transparencia es la enemiga natural de la corrupción de ahí que resulte importante conocer lo que se plantea para el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) que vivió un sexenio de persecución con acusaciones permanentes desde la tribuna presidencial, de su inutilidad y de los altos costos que resultaba para el gobierno el sostenimiento de este órgano ciudadano.

La idea de la lucha contra la corrupción no es nueva, prácticamente en los últimos 50 años todos los políticos de nuestro país la utilizaron como bandera de campaña, lamentablemente una vez que accedieron al poder dejaron de lado sus buenas intenciones para servirse del presupuesto en beneficio propio. A la doctora le concedemos el beneficio de la duda. Más allá de la creación de nuevos organismos se necesita un sistema en el que se aplique la ley sin concesiones, en donde los corruptos sepan que van a ir a prisión hasta que paguen el último centavo, en donde las empresas involucradas se vean obligadas a cerrar sus puertas y en donde la sociedad civil participe activamente implementando una cultura de la denuncia. Sólo así.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: ALTAGRACIA Gómez Sierra

Descarga gratis

Notas relacionadas