Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Movimiento Ciudadano y su muy sonriente candidato

Por: El Consejero 01 mayo 2024
Compartir
<strong>Movimiento Ciudadano y su muy sonriente candidato</strong>

Al ver la propaganda del candidato presidencial de Movimiento, Jorge Álvarez Máynez, destaca su impostada sonrisa por encima de las no menos falsas expresiones de […]

Al ver la propaganda del candidato presidencial de Movimiento, Jorge Álvarez Máynez, destaca su impostada sonrisa por encima de las no menos falsas expresiones de Xóchitl Gálvez o de Claudia Sheinbaum. Pero qué hay detrás de ese rostro cínico del exdiputado Máynez, pues una historia también de mentiras y de asuntos vergonzosos.

La historia de Movimiento Ciudadano, antes Convergencia, más allá de su corta edad y cuestionada trayectoria, no es sino una secuencia de alianzas para perpetuar su supervivencia. Para ello, siempre se ha valido de personajes populares y controversiales, que no es el caso de Álvarez Máynez.

Máynez es un hombre de provincia, zacatecano, en cuyo seno familiar se habló siempre de política y poco más, pues su padre fue fundador del Partido Comunista en Zacatecas, pero sufrió, al igual que su hijo, una impactante transformación.

Este video te puede interesar

Máynez, que por alguna razón prefiere que le digan, es un político dócil ante la autoridad, ambicioso, como todos, astuto, pero sin fondo, sin sustancia, pues ha tenido que ceder tanto y siempre que sus valores y su pensamiento propio ya no se distingue. Se adapta y acomoda a la función que le toque jugar en el momento.

Máynez es un alfil de Samuel García y, Samuel García de Dante Delgado, quien no tiene jefe, pero sí compromisos y una larga trayectoria, llena también de astucia, conflicto, corrupción y de intereses. Justamente por eso, sabe que no está compitiendo, sino cumpliendo con lo pactado con Morena, directamente con el presidente, como él mismo lo ha presumido “en corto”.

Después del segundo debate, y ante la improbabilidad de ganar la elección, Máynez y su Movimiento Ciudadano han recibido la invitación para declinar en torno a Gálvez, cosa que no va a suceder nunca. Más aún, la respuesta fue que quien debería de abandonar su candidatura tendría que ser Xóchitl, pues él se encuentra en segundo lugar en algunos estados.

Más allá de lo anecdótico, lo interesante es saber que el voto a favor de un candidato que no va a ganar no es un voto inútil, ni desperdiciado, pero que sí favorece a que partidos e ideologías de minorías subsistan, esas minorías que siempre forman alianzas para vender cara su derrota.

Trabajar más vs trabajar mejor

Recientemente OCC, la plataforma laboral digital para el empleo más importante de México, publicó una encuesta, de la que se desprende que el 80% de los trabajadores entrevistados se consideran así mismos como adictos al trabajo y que está patología se elevó en un 25% en los últimos dos años, poniendo en riesgo las relaciones familiares e impactando severamente en la salud mental de los empleados.

De acuerdo al Termómetro Laboral de OCC, el origen de este daño es multifactorial: 49% de los 3 mil 391 trabajadores cuestionados señaló como causante el estrés laboral; 19% denunció la presión de sus jefes; 12% por problemas emocionales y el 20% declaró no sentirse workaholic en ningún caso.

Por definición la adicción laboral es un patrón de comportamiento con características específicas que llevan a los asalariados a trabajar más allá de sus horarios laborales; perder contacto con su entorno familiar; no dejar espacio para actividades recreativas y descuidar en todos los aspectos su salud, todo esto de una manera compulsiva en aras de alcanzar sus metas profesionales.

¿Los mexicanos trabajamos mucho o pensamos que trabajamos mucho? Es indudable el número de horas que muchos asalariados pasan en las oficinas, incluso más de las necesarias para su buen funcionamiento físico y mental; pero pasar muchas horas en los puestos de trabajo no necesariamente se ve reflejado en la productividad laboral. De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), durante 2022, dentro de los 34 miembros que miden este indicador, México ocupó la última posición y es prácticamente el único que no ha podido regresar al nivel prepandemia con una caída de 4.5% con relación a 2019.

La productividad laboral no es otra cosa que un indicador que mide la eficiencia en función de los factores productivos y esto sólo se consigue con una buena gestión no sólo en las empresas sino también en los entes que manejan recursos humanos, ya sean privados o gubernamentales. Para esto es necesario conocer a fondo la relación trabajador-producción para llevarla a su optimo funcionamiento, aplicar políticas empresariales o públicas adecuadas, invertir en capital humano, en capital sicológico y en maquinaria que ayude a mejorar los procesos productivos.

En el Congreso de la Unión hoy se encuentra una iniciativa para reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas. El propio presidente la colocó en la congeladora ante su inviabilidad financiera, sin embargo no es un sueño, otros países lo han conseguido a partir de mejorar su productividad y hoy esos empleados que trabajan más enfocados en su labor disfrutan de mayor tiempo para ellos y sus seres queridos. No se trata de trabajar más sino de trabajar mejor. Vale la pena pensarlo en la conmemoración del primero de mayo.

Billetes falsos de a 500

La semana pasada, autoridades federales y capitalinas realizaron un cateo en la colonia CTM Aztacoalco, en la alcaldía Gustavo A. Madero, donde detuvieron a tres personas presuntamente dedicadas al narcomenudeo y a la falsificación de billetes. En el lugar se aseguró droga y hojas tamaño carta con impresiones de billetes con denominación de 500 pesos; cuatro billetes falsos, y un paquete de 500 hojas de papel moneda. La nota se la llevó un mono araña rescatado en el lugar.

Pero volvamos a la falsificación de billetes. En el primer trimestre de 2024, el Banco de México detectó alrededor de 61 mil 555 billetes falsos en el país. Hay buenas noticias en ello: que se trata de la cifra más baja para un trimestre desde 2016 y fue una baja de 27% respecto al mismo trimestre de 2023.

Lo preocupante es que los billetes más falsificados son los de 500 pesos y entre enero y marzo de este año se detectaron 35 mil 927 billetes falsos de dicha denominación, su nivel más alto desde 2022. El segundo lugar de los billetes más falsificados, se encuentran los billetes de 200 pesos, con 14 mil 769 impresiones falsas.

Todos billetes tienen elementos de seguridad que garantizan su autenticidad. En el caso de los billetes de a 500, básicamente son cuatro: el sello de agua donde se aprecia el rostro de Benito Juárez y la denominación 500; al tacto se sienten las marcas en los costados y en el nombre de Banco de México; la franja horizontal verde oscuro con números se desplazan al mover el billete (conocido como hilo dinámico); y el número de folio debe corresponder tanto en el centro como en el costado, teniendo el primero los números en orden creciente. 

Si al realizar un pago no le aceptan un billete por parecer falso, pida que se lo devuelvan. Si duda de la autenticidad del billete, hay que llevarlo a cualquier sucursal bancaria para enviarlo al Banco de México para su análisis. A cambio, se entrega un recibo para darle seguimiento y no tenga un destino incierto. Si la pieza resulta auténtica, se reembolsa el importe correspondiente. Si la pieza resulta ser falsa o alterada, quedará bajo guarda y custodia del Banco de México, y no se recupera el monto. Esto último puede no ser de nuestro agrado, sin embargo, hay que tener presente que pagar con un billete falsificado es un delito con pena de prisión, lo cual sí es un verdadero problema.

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Ranking 13 Mejores CIO

Descarga gratis

Notas relacionadas