Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Zacatecas y las señales de Fresnillo

Por: El Consejero 12 febrero 2024
Compartir
<strong>Zacatecas y las señales de Fresnillo</strong>

El miércoles pasado fue un día rojo la clase política zacatecana. El mismo día, en diferentes hechos, fueron asesinados el secretario de Desarrollo Social de […]

El miércoles pasado fue un día rojo la clase política zacatecana. El mismo día, en diferentes hechos, fueron asesinados el secretario de Desarrollo Social de Fresnillo y cuñado de Ricardo Monreal, Juan Pérez Guardado; el empresario Cecilio “Chilo” Murillo, hermano del actual munícipe priista, Alan Murillo; así como fue ultimado el sobrino del exsenador priista José Olvera, el empresario José Luis Olvera Fraga. Tanto “Chilo” Murillo y Olvera Fraga fueron asesinados en distintos puntos del municipio de Sombrerete, mientras que el hermano de la esposa de Monreal fue ejecutado en calles de Fresnillo. Por si fuera poco, el sábado fue asesinado Jorge Antonio Monreal Martínez, sobrino de Ricardo Monreal y del gobernador David Monreal, hechos también acaecidos en Fresnillo.

Cabe señalar que el presidente municipal de este último es Saúl Monreal, quien es candidato a senador de Zacatecas por Morena seguramente por algún mérito que no es el de la seguridad de su terruño o porque quiere huir de ahí, pues Fresnillo es la ciudad de México con mayor porcentaje de población que se siente insegura con 96.4%, de acuerdo a los datos de la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI.

Las interpretaciones sobre los motivos de los homicidios de la parentela de políticos del 7 de febrero son muchas, pero hay dos comunes denominadores: elecciones y Fresnillo. Juan Pérez Guardado buscaba la candidatura a la presidencia municipal, con todo y que en la década de los 80 fue detenido en Reynosa por narcotráfico, y que en el municipio minero es disputado por los cárteles de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación, así como células del Cártel del Noreste y de quienes se identifican como los “Chapitos”. Por si fuera poco, el sobrino de los Monreal era funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social de Fresnillo, misma dependencia que encabezaba Pérez Guardado.

Este video te puede interesar

En el caso de Cecilio Murillo, éste fue candidato a presidente municipal por el PAN en Sombrerete en dos ocasiones, y estaba confrontado con su hermano Alan, a quien apenas tenía unos días que acusó de extorsión y lo responsabilizó de lo que le pasara. Por si fuera poco, ese mismo día que fue asesinado “Chilo”, su hermano fue designado candidato a diputado federal por el distrito electoral I, con cabecera en Fresnillo, mientras que la otra víctima del día, el empresario Olvera Fraga, respaldaba el proyecto político de Cecilio Murillo.

La entidad gobernada por David Monreal ha sido un lugar de trasiego de las organizaciones criminales, pero la violencia de estos últimos años no tiene precedentes: enfrentamientos, ejecuciones múltiples o direccionadas, como las del miércoles de la semana pasada y ni qué decir de la del sábado de su sobrino. Las extorsiones están a la orden del día contra la industria minera -Fresnillo, su principal sede-, la cual reportó una caída de -28.1% en un año, buena parte también debida a la huelga de cuatro meses de Peñasquito, la principal mina de oro de México.

El cacicazgo de los Monreal -son 14 hermanos y sin contar varios hijos que también les gusta la grilla- se aferra al presupuesto, pero se le ha ido de las manos Zacatecas, empezando por Fresnillo, la tierra de donde son originarios y en donde se están recibiendo señales de veto y, ya veremos, de visto bueno, de las organizaciones criminales. 

Xóchitl del otro lado de la frontera

Con la expectativa de haber ganado terreno entre las preferencias electorales, la candidata de la Coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, inicia una etapa más en su búsqueda por alcanzar la Presidencia de la República. Aprovechando que la ley no impide a los aspirantes a cargos de elección popular realizar campaña en terceros países, viajó a Estados Unidos la semana pasada, en donde realizó una gira en la que se reunió con los diferentes actores de la política local.

Aún se desconoce (numéricamente) el resultados de una visita con encuentros igual con grupos de migrantes que con estudiantes, legisladores e incluso con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, a quien le pidió estar vigilante del proceso electoral de junio, habida cuenta que se anticipa una elección de Estado en la que, por más que lo niegue, el presidente Andrés Manuel López Obrador, será una de las figuras centrales.

En palabras de la propia Gálvez, los principales temas que abordó durante sus conversaciones versaron a lo largo de la migración indocumentada y el tráfico de fentanilo, dos de las preocupaciones más importantes no sólo para las autoridades de ese país sino también para la sociedad en su conjunto. De acuerdo a la candidata, detectó que el problema de la inseguridad en México no representa una prioridad para los estadounidenses ya que, pese a representar una situación crítica en nuestro país, para ellos es algo muy lejano.

Al margen del resultado, la gira se muestra como un momento parteaguas en la campaña de Xóchitl, una campaña que se había mostrado un tanto desarticulada con muy poca proactividad. El hecho de haber viajado a la nación con la que México tiene una mayor relación cambió en mucho el enfoque y abrió la discusión sobre los temas más relevantes para ambas naciones. Gálvez demostró que de llegar a la Presidencia no se va a hacer “chiquita” y contra lo que hemos visto en los últimos años, podríamos mejorar mucho en materia de política exterior.

Sin embargo, la candidata sólo fue a escuchar, si acaso a denunciar la campaña orquestada desde el gobierno para darla por muerta, políticamente hablando. Aún no hay un enfoque claro de sobre cómo abordaría los problemas de la migración, el combate al narcotráfico, el contrabando de armas y las desavenencias comerciales que han marcado en los últimos meses a ambos gobiernos.

Está semana seguramente empezaremos a ver algunas encuestas que nos den una idea del impacto que tuvo esta primera gira, que por donde se le vea es algo positivo para su causa. En la guerra desatada en las redes sociales, muy polarizadas por cierto, Xóchitl resulto más que favorecida.

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Silvia Sánchez Barrios, Defensores incansable de los derechos sociales.

Descarga gratis

Notas relacionadas