Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Banca Digital se consolida en México

Por: Mundo Ejecutivo 21 mayo 2024
Compartir
Banca Digital se consolida en México

El financiamiento otorgado por la banca comercial aumentó en 3% anual durante enero de 2024: Banxico.

Por: Cynthia Michelle Hernández

Las relaciones están cada vez más conectadas y digitalizadas, y el mercado bancario en México no es la excepción, pues está constantemente experimentando una transformación, impulsada por el uso masivo, la rápida adopción de internet y el uso de los teléfonos inteligentes han impulsado esta tendencia de servicios financieros en línea.

La banca digital, algún día considerada una innovación, hoy se ha convertido en una parte fundamental para todos los servicios financieros porque ofrece a los consumidores gran variedad de asistencias de forma más rápida, conveniente y segura.

Este video te puede interesar

En conformidad con el texto Agregados Monetarios y Actividad Financiera en enero de 2024 del Banco de México (Banxico) La cartera de crédito vigente al sector privado de la banca comercial se incrementó 5.3% real anual en enero de 2024, dividido en componentes que crecieron, como el crédito al consumo con 11.3%, crédito para vivienda 3.7% y crédito a empresas y personas físicas con actividad empresarial un 2.7%. Por otro lado, el financiamiento de la banca de desarrollo tuvo una reducción real anual de 1.5 por ciento.

Al mismo tiempo, en otro de sus reportes de noviembre de Banxico de 2023, declaró que las tarjetas de crédito mostraron un aumento real anual de 17.3%, créditos de nómina 10.6% y préstamos personales 8.4 por ciento.

Compras por internet con tarjetas de crédito y débito superan los 802 mil millones de pesos

Con base en datos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), había 12 millones de usuarios de medios bancarios en línea, cerca del 75% utilizaba esta interfaz sólo para revisar sus saldos y el 50% para operaciones de transferencias.

Por otro lado, Statista reportó que de 2010 a 2022 los usuarios de tecnologías bancarizadas aumentaron hasta los 68 millones en ese lapso de tiempo; y el valor de transferencias en 2010 eran de 31.5 billones de pesos mexicanos, pero en 2022 la cifra se despegó hasta los 98 billones de pesos. Además, el número de estos movimientos por medio de páginas web, pasaron de 522 millones a sobre mil millones.

Datos proporcionados por el Informe de Banca Digital en México 2020 de Finnovista se observaron en el país 51 herramientas de banca móvil desarrolladas por 32 bancos. Entre las cuales, BBVA México es el banco que ha desarrollado cuatro en total, el número más alto.

Los siguientes puestos los ocuparon Santander México, Banorte, Banca Afirme, Banco MULTIVA, que cada uno cuenta con tres. Por otro lado, BanBajío, Banco Azteca, Banco PagaTodo, BanCoppel, CIBanco, Citibanamex, Compartamos Banco y HSBC México tenían dos. El 63% cuentan con herramientas para personas y sólo el 44% con una especializada para clientes empresariales.

Los nuevos bancos que llegaron y challen- ger banks siguen creciendo en popularidad, por lo que algunas instituciones tradicionales, trajeron nuevos modelos cien por ciento digitales para mantenerse en la contienda y evadir la posible amenaza de las Fintech llegadas a Latinoamérica. Las bancas que desarrollaron ofertas de este tipo de bancos digitales fueron Citibanamex con Transfer, Banregio con Hey Banco y Santander con Open Bank.

Actividad económica de México crece 1.7% en abril de 2024

Disposición financiera

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) del 2021, el 67.8%, 56 millones 700 mil personas de 18 a 70 años tenían algún tipo de producto financiero formal en comparación con el 2018, cuando la cifra era de 54 millones. El 61.9% eran mujeres y 74.3% hombres.

La disposición de productos financieros formales por entidades federativas; se visualizó que las partes del Noreste tuvieron el porcentaje más alto de estos productos con 77%, la Noroeste 75.7%, la Ciudad de México 74.2% y Occidente y Bajío 69.3%. Por otro lado, los porcentajes más bajos fueron en la región Centro Sur y Oriente 62.0% y Sur 60.1 por ciento.

Con base en la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN) 2021 las empresas aceptaron tanto ingresos físicos como digitales para realizar sus operaciones financieras. Sin embargo, ocho de cada diez empresas prefirieron hacerlo directamente en una sucursal, y seis de cada diez utilizan las páginas web oficiales de las instituciones financieras.

Las compañías para solventar sus pagos, el 70% utiliza el efectivo, pero, la utilización de páginas de internet y aplicaciones móviles para realizar pagos crecieron el 53% y 21%, respectivamente. El dinero en efectivo sigue siendo el medio de cobro más aceptado en las empresas con el 79%, así el 72% aceptaron transferencias electrónicas y el 45%, pagos con tarjetas de crédito o débito, esto tuvo un aumento de diez puntos porcentuales desde 2018.

Entre los 18 a 70 años, el 90.1% dispuso efectivo para realizar compras de hasta 500 pesos, para compras arriba de 501 pesos se redujo al 78.7%, y el otro 12.3% utilizó tarjeta de débito. En cuanto al género los hombres emplearon más pagos en tarjetas de débito (3.9 puntos porcentuales) y crédito (1.5 pp) que las mujeres.

En 2021, el 70.8% del mismo grupo utilizaron 52.1% cajeros automáticos, en contraste positivo con 2018 de 7.2 pp; 43.9% establecimientos comerciales con aumentó de 4.1 pp; y 41.5% alguna sucursal bancaria que al contrario disminuyó su uso en 1.6 puntos porcentuales.

De esta misma población los hombres tienden más a separar el dinero en un 52%, mantener pagos domiciliados o alguna aplicación de celular para administrarlo el 20.6%. Mientras las mujeres tienen más porcentaje en llevar un registro de los recibos (42.6%), anotaciones de los gastos (25.1%) y llevar un presupuesto o control de sus ingresos (22.9%).

De acuerdo con la publicación Cifras relevantes de Banco de México en comercio electrónico de la Condusef, la banca digital opera en el país desde el 2011, sin embargo, en el último lustro, y en el tiempo de la crisis sanitaria se detonó el uso de transacciones vía internet y el uso de estos servicios bancarios.

Las estadísticas de la misma Condusef exhibieron que de enero a junio del 2023 hubo 2 mil 268 millones de pagos con tarjetas en tiendas físicas (78.2%) y electrónicas (21.8%). Del total de compras autorizadas en línea el 30% fueron por tarjetas de crédito y el 70% de débito.

Igualmente el uso de la banca digital ha representado beneficios como en el ahorro de tiempo, esfuerzo y dinero, dado que en los traslados promedios para alguna sucursal bancaria es de 26 minutos o más, y un costo cercano de 28 pesos, mientras que para arribar a un cajero automático tomaría 20 minutos o más con un costo cercano a 21 pesos.

Conforme la firma de consultoría Auren, la banca digital se percibe como un recurso llamativo, y que da algunas ventajas contra la banca tradicional como los préstamos en línea, que tienen más rapidez y comodidad durante el proceso, pues estos se pueden solicitar desde el teléfono móvil, proporcionando una respuesta en minutos, e incluso acceder al dinero de manera inmediata. Otra ventaja es la facilidad para recibirlos, dado que los requisitos de aprobación y la elección de opciones de crédito, ofrecen la flexibilidad contra la otra banca.

Los otros factores positivos son la disponibilidad en tiempo, ya que se pueden hacer operaciones todos los días, a cualquier hora mientras en la banca tradicional hay ciertos horarios limitados.

La tecnología juega un papel importante en ambas entidades, pero las innovaciones que se hacen en las aplicaciones y el uso de la inteligencia artificial conducirán a unos usuarios más preparados para entornos digitales actuales y futuros. Así la adaptabilidad y flexibilidad es un aspecto de este recurso, que las instituciones pueden aprovechar para cambios ininterrumpidos de forma local y global.

La seguridad domina la cara buena y mala, puesto que los usuarios pueden creer en ciertas desventajas o tener reticencias a lo digital por la vulnerabilidad de sus datos y operaciones.

La gestión de los procesos llama la atención, luego de que los usuarios usen la banca digital, y sientan que es más fácil el uso y la simplificación de los procesos, además de evitar traslados, puede llevar a que se perciba una transparencia.

Aunado a esta la capacidad, el volumen de usuarios que se pueden registrar y realizar sus operaciones son por millones, porque tiene la capacidad. Sin embargo, la tradicional no se deja de lado por completo, y el contacto y la atención humana sigue en su uso normal.

El uso de la banca digital simboliza una de las herramientas diversas y de mayor importancia, sobre todo con el avance del comercio en línea, por lo que se destaca el hecho de que el aumento del 30% de los adultos ya hagan uso de estas plataformas bancarias para sus servicios financieros básicos, según la Condusef, permita acercar estos servicios no sólo esta población sino a todos los demás, y lugares donde antes no había disposición tan a la mano.

La transformación digital conlleva que haya más usuarios conectados, lo que se traduce en que se usará más la banca electrónica. El país se encuentra en un momento crucial de desarrollo y a medida que continúe evolucionando la tecnología, también lo hará las necesidades de los consumidores, así la banca digital seguirá desempeñando un papel cada vez más importante en el sistema financiero mexicano.

Si bien puede que todavía presenta grandes retos, también hay oportunidades de brindar nuevas experiencias a los usuarios con el enfoque estratégico y una colaboración efectiva la banca digital puede contribuir y exponenciar al desarrollo económico y social de México.

Siguenos en Google Noticias para mantenerte informado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Claudia Sheinbaum – Presidenta Electa

Descarga gratis

Notas relacionadas