Mujer Ejecutiva

58.6% de las empresas recurren a un crédito para financiar su operación

Por: Mujer Ejecutiva 16 Abr 2024
Compartir

En ocasiones, los créditos pueden tener tasas de interés muy altas, convirtiéndose en un riesgo para la operación del negocio

Las microempresas desempeñan un papel esencial en la economía global, ya que aportan innovación y empleo. En este contexto, el acceso al crédito potencia el crecimiento y la sostenibilidad de estas compañías.

Datos de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) estiman que el tiempo promedio que una empresa requiere para volverse rentable es de 1.8 años. Sin embargo, aquellas con más de diez empleados necesitan, al menos, 2.4 años.

Este video te puede interesar

En los tres primeros años de vida, el acceso a capital es fundamental para los negocios, tanto que, el 58.6% de las empresas recurre a crédito o préstamo para financiar su operación.

Cabe mencionar que el financiamiento no solo mejora su capacidad de producción y distribución, sino que también les permite invertir en capacitación para su personal, diversificar servicios y productos, adaptándose así a las demandas de un mercado en constante cambio.

Beneficios del crédito para las microempresas

En este sentido, Alberto Bonneti, CEO de YoFio, plataforma de tecnología financiera, explica que el  crédito permite que las microempresas puedan ampliar su inventario, invertir en tecnología o comprar maquinaria o herramientas necesarias para su operación.

“El crédito también les permite mejorar su flujo de efectivo, proporcionar un colchón financiero para cubrir gastos imprevistos y aumentar su rentabilidad a largo plazo”.

Agrega que el crédito no solo beneficia a los empresarios de manera individual, sino que contribuye al desarrollo económico y sostenible de la comunidad. Al fomentar la creación de empleo, estimular la innovación y aumentar la competitividad, las microempresas se convierten en motores de crecimiento que generan un impacto económico duradero.

Principales desafíos para obtener crédito

De acuerdo con YoFio, este año las microempresas se enfrentarán a una serie de desafíos en materia de obtención de crédito:

1. Menor oferta de crédito

Uno de los principales retos que enfrentan las microempresas es la disponibilidad de crédito asequible y accesible.

Con la incertidumbre económica causada por factores como la inflación, los cambios en las políticas gubernamentales y la volatilidad del mercado, las instituciones financieras tienden a ser más cautelosas al otorgar crédito, lo que puede dificultar que las microempresas obtengan los fondos necesarios para crecer.

2. Historial crediticio poco robusto

La falta de historial crediticio sólido y activos que funjan como garantía para los préstamos, son los principales problemas que enfrentan las microempresas para tener acceso al financiamiento tradicional.

A menudo, estas son operadas por emprendedores que no cuentan con activos o garantías para respaldar un préstamo, ni tienen historial crediticio.

3. Condiciones poco favorables

Estas carencias que tienen los micronegocios para cumplir con los requisitos estrictos que requiere la industria financiera tradicional, lleva a los emprendedores a buscar fuentes de financiamiento que tienden a ofrecer condiciones muy poco favorables.

En ocasiones, los créditos a los que tienen acceso pueden ser demasiado caros, con tasas de interés que los vuelven incluso un riesgo importante para la operación del negocio.

4. Informalidad del negocio

Muchos microempresarios operan en la economía informal, lo que significa que no tienen una estructura legal formal para su negocio. Esto dificulta la demostración de ingresos consistentes o la presentación de documentos financieros que respalden su capacidad de pago.

5. Ingresos fluctuantes

Muchos microempresarios experimentan ingresos irregulares o estacionales, lo que puede dificultar la evaluación de su capacidad de pago por parte de los prestamistas.

Incluso si tienen un historial crediticio limpio, los prestamistas pueden ser resistentes a otorgarles crédito debido a la incertidumbre sobre su capacidad para hacer pagos regulares.

Finalmente, Bonneti comparte que para enfrentar estos desafíos, las microempresas pueden recurrir a las fintech que abordan el crédito de manera alternativa.

“Por ejemplo, donde el análisis de riesgo tome en cuenta variables más aterrizadas al negocio y a la persona. Pero también es importante que busquen mejorar su educación financiera, para que puedan tener más herramientas para evaluar la oferta de créditos disponible para ellos y eviten caer en empresas poco confiables o abusivas”.

A medida que las microempresas utilizan y pagan los préstamos de manera responsable, pueden construir un historial crediticio sólido, lo que les facilita el acceso a financiamiento adicional en el futuro y en términos más favorables.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

UNILEVER Por un futuro sostenible

Descarga Gratis

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe información exclusiva

Suscríbete

Notas Relacionadas

Fillip impulsa el éxito de la Kings League que logra un hito en audiencia global

Aplazo alcanza los 100 millones de dólares en financiamiento tras exitosa ronda Serie B

Tips para emprender un negocio con poco capital